15 de junio de 2009

¿Nacimiento del Río Tinto?

Autor: Alfredo Moreno Bolaños. Año 2005.



Lejos de la realidad queda este monolito identificando el nacimiento del Río Tinto, pues existen pruebas evidentes con suficiente documentación escrita y algunas de ellas plasmadas en planos que así lo demuestran.


El Río Tinto, que da nombre a nuestro pueblo, sufre como toda la zona los cambios que van a configurar el paisaje heredado de tantos años de minería. No pretendo desvincular la realidad del hecho fortuito que ocasiona quizás el olvido, y que a veces es bueno recordar, aunque sea de forma esporádica como surge en este momento.


Podemos comenzar y por orden cronológico con el testimonio (del libro “Nunca en el cumpleaños de la reina Victoria”, Historia de las minas de Rio Tinto, David Avery) de Diego Delgado, sacerdote madrileño de la expedición de Junio de 1556 que se aloja en Zalamea la Vieja (hoy Nerva) conocido por entonces como Rio Tinto. Tras la marcha de Francisco de Mendoza, comienza la exploración de la zona por el extremo noroeste (Cerro Colorado), durante Julio y mitad de Agosto de 1556 examina una gran cueva de 75 metros de profundidad por 55 metros de anchura llamada Cueva del Salitre del período prerromano. Además explora también la Cueva del Lago, donde decían los nativos que nacía el río con nombre Tinto. Redactó un informe el 12 de Agosto de 1556, donde confirmaba que se encontraba en una de las mayores minas de la vieja Iberia. Su último informe data del 10 de Junio de 1557; no fue escuchado ni tenido en cuenta y muere en Agosto de 1557.


Ahora me refiero al libro El Rincón Onubense, de Manuel Hidalgo Caballero, editado por el Instituto de Estudios Onubenses “Padre Marchena” en 1980 y extraído de los manuscritos que se conservan en la Biblioteca Nacional.


El geógrafo de Carlos III D. Tomás López de Vargas Machuca encomendó a todos los párrocos de España que recabaran apuntes de toda índole para realizar una Geografía Monumental de España, por tanto el cura de la Aldea de Riotinto(Nerva), Dn. Antonio Domínguez Caballero, contestó el 2 de Julio de 1786 con la siguiente información: (según la época)


Declaración Geográfica de la Aldea de Riotinto y su territorio Eclesiástico


……

4. Esta Aldea está situada en el intermedio y a las orillas de Riotinto, de donde se infiere que tomó nombre esta Aldea, y del arroyo llamado Sta. María, que ambos nacen a la parte Norte: Aquel (cuyas aguas son tinturadas y agrias porque su origen es de la Sierra Mineral de Cobre, que dista de esta Aldea un quarto de legua), pasan sus corrientes a la derecha de esta Población; y este, pasan sus corrientes a la izquierda, y se juntan, distante de esta Población al medio día, medio quarto de legua. El expresado Riotinto tiene una Puente de piedra, que es el paso de los Vecinos de esta Aldea para las Reales Minas.


Descripción de las Reales Minas de Riotinto


…..

En sus ruinas se encuentran varias Monedas de Oro, plata y Cobre, que testifican una antigüedad que no puede describirse con certeza. No se hallan entre los antiguos escritos, noticias de la curiosidad y principio de estas Minas. Estravón trató en general de las riquezas de las Minas de España, y solo Diodoro Siculo, en su Biblioteca, Libro 6, nombra entre otras Minas de esta circunferencia, las de Riotinto, como las mas preciosas y avundantes en oro, plata y demas metales. Estas Minas estàn contenidas en la cordillera de una Montaña encadenada, que corre de Levante a Poniente. A esta Sierra la zanjan y dividen en cinco porciones quatro collados: el primero à la parte de lebante, llamado terrero blanco; el segundo, el de los malos pasos; el Tercero, el puerto rubio, y el quarto San Dionisio. Tiene de longitud tres quartos de legua, y su latitud, un quarto de legua. En el principio de la Montaña, a la parte de levante estan situadas quatro fabricas, donde se funden los metales, las que giran y se mueven con una misma porcion de agua agria, conducida por la falda del Norte, parte que se coge del nacimiento del ya citado Riotinto. Al estremo contrario de ella, à la parte del Poniente, se hallan dos Cañerias, alta y vaja, que se llaman San Dionisio, contruida por los Romanos, para desague de la Montaña; contiene en toda su longitud un gran numero de Pozos, la mayor parte tapados por los antiguos Dueños. En la misma banda del Surdeste estan oy los actuales trabajos a que se entra por una contramina de 160 varas rutas, construida Don Francisco Thomas Sanz, de donde se extraen cuantos Minerales se quieren por quatro tiros.


......

Fecha por el cura de la Parroquia de dicha Aldea (Firmado) Dn. Antonio Dominguez

Cavallero.


Y como fiel testimonio de estas citas, Ezquerra del Bayo efectúa un levantamiento topográfico de la zona en 1828 (del libro “Rio Tinto: La fiebre minera del XIX”, Manuel Flores Caballero 1983), quedando plasmado el nacimiento del río Tinto en la Cueva del Lago y encontrándose con el arroyo del Aguadus (hoy rio Tinto).



Ahora queda que cada lector tome estas referencias y las compare con la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario