11 de julio de 2017

Héroes (3)

 Autora: Cinta Gómez

Pablo, como cualquier niño de 10 años, tiene obsesión por una temática. A Pablo le encantan los Superhéroes. Tiene cómics, posters, figuritas de personajes y sabe desde el cine dedicado al tema hasta la última tienda especializada de la ciudad. Podemos decir sin ningún tipo de duda que Pablo es un gran experto en Superhéroes. Su sabiduría no sólo abarca los X-Men o los Superhéroes más modernos, sino que también tiene un amplio conocimiento de los clásicos: Batman, Superman, Hulk…

Lo que quizá no sea tan común de un niño de 10 años es que Pablo no suele bajar a jugar al parque. No le gusta el fútbol que parece ser el único deporte que se practica entre los chicos de hoy en día. No le gustan los videojuegos insulsos que no necesitan más que de pericia con los dedos para ganar la partida.  No le gusta buscar cantantes adolescentes en Instagram e imitar sus posturas y gestos haciéndose selfies toda la tarde.  Los gustos de Pablo son muy poco...corrientes, podríamos decir. Le gusta muchísimo leer, leer y leer. Menos mal que desde hace 2 años tiene un e-book porque su madre ya no sabía dónde guardar tantos libros. A Pablo también le encanta ver documentales, sobre todo los relacionados con la historia moderna. Pero lo que de verdad le apasiona, es como hemos dicho antes, todo lo relacionado con los Superhéroes.

Con motivo de estos detalles, Pablo no tiene demasiados amigos, ni en el colegio ni en el barrio. El resto de niños y niñas están, según el propio Pablo, en otra onda, “siento que están en otra dimensión. Cada vez que hablo o comento algo parece que lo esté haciendo en chino porque nadie lo comprende… son bastante… básicos. Aprender, estudiar, leer… me hace sentir bien. Y solo lo hago todo mejor”. 

Elena, la profe de Pablo, ya se percató en 3º de Primaria que éste era un niño particular. Su extenso vocabulario, la incesante demanda de nuevos temas, la dificultad de trabajar en grupo… Y aunque ha luchado mucho por él, defendiendo sus derechos frente a la Dirección y la Consejería, no puede evitar admitir que a veces pierde los nervios: “su madre sí que es una verdadera heroína. Le ha sacado adelante sola, sin apoyos, y con su perfil… es de admirar!!”. 

Efectivamente, Carmen, la madre de Pablo es una “superwoman”, una guerrera del siglo XXI, como la gran mayoría de las mujeres de hoy día. El padre se desentendió pronto: emocional y económicamente. Ella, con su trabajo, haciendo malabares para no dejar de desatender las necesidades de su hijo, de las que ha sido siempre especialmente sensible. De hecho, ella ha sido la que le ha animado, apoyado, estimulado… 

A Pablo le fascinan los Super Héroes. ¿Por qué? Como él mismo argumenta: “porque reflejan perfectamente cómo son los verdaderos héroes de la vida real: raros, diferentes, solitarios, fuertes, de los que casi nadie conoce su verdadera identidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario